¿Cómo aumentar nuestras defensas para conseguir una salud fuerte?

 El verano está llegando a su fin, y poco a poco, las temperaturas empiezan a descender. Pronto llegará el otoño, con sus cambios de tiempo. Para ese entonces debemos estar preparados; en función de cómo se encuentre nuestro sistema inmune, podremos cambiar de estación más o menos airosos.

Nuestras defensas son una pieza clave para nuestra salud. Gracias a ellas, nuestro organismo forma una barrera que impide que determinados virus y bacterias entren en contacto con nuestra sangre. Si nuestro sistema inmunológico está deteriorado, esta barrera no será lo suficientemente fuerte como para impedir que enfermemos, y, lógicamente, lo haremos. Esto ocurre cuando nuestras defensas están bajas; un proceso que ocurre con frecuencia, bastante más de la que nos imaginamos, y uno de las principales causantes de una mala salud.

A continuación de ofrecemos unas claves para que puedas aumentar tus defensas de manera natural, con tan solo realizar algunos cambios en los hábitos de vida. Tenlas en cuenta para mejorar el estado de tus defensas. Pronto empezarás a notar los primeros resultados; te encontrarás más enérgico y enfermarás menos.

Claves para aumentar nuestras defensas de manera natural

1-La alimentación es clave para conseguirlo

La alimentación es el factor más importante de nuestro cuerpo, pues determina de manera directa nuestra salud. Si queremos aumentar las defensas, podremos conseguirlo llevando a cabo una alimentación sana y equilibrada, en la que las frutas, verduras y vegetales estén siempre presentes en nuestros platos. Además, podemos tomar alimentos que se asocian con una subida de las defensas. Estos son el brócoli, el ajo, el jengibre y las naranjas, entre otros.

De la misma manera que debemos introducir alimentación natural en nuestros platos, también deberemos evitar la comida precocinada y ultra procesada, que no aporta nada saludable a nuestro organismo.

2-¡Integra el deporte en tu vida!

Llevar una vida activa tiene muchos beneficios para nuestra salud. Entre ellos, aumenta nuestras defensas de manera natural, lo que contribuye a que nos sintamos cada vez más saludables y enérgicos.

Aunque cada vez son más las personas que realizan deporte, todavía existen muchas excusas para no realizarlo. No tener tiempo es, con mucha probabilidad, la excusa más usada; no obstante, podemos integrar el deporte en nuestro día a día. Dejar el coche en el garaje y realizar nuestros trayectos andando; apuntarnos a clases de baile o hacer rutas con nuestra bicicleta los fines de semana son algunos ejemplos de cómo el deporte puede encajar en nuestra vida.

3-Bebe agua

El agua es fundamental para nuestro organismo. Gracias a su función depuradora, elimina toxinas de nuestra sangre y nos hace estar más saludables. La OMS recomienda beber entre 10 y 12 vasos de agua al día, distribuidos a lo largo de sus 24 horas. De esta manera, regularemos a la perfección el balance hídrico de nuestro organismo y evitaremos que la deshidratación sea una causa directa de una bajada de defensas.

4-Duerme lo suficiente

Dormir una media de 7-8 horas todos los días es fundamental para mantenernos fuertes y enérgicos. Además, estas horas deben dormirse del tirón, con las menos interrupciones posibles, en un ambiente cómodo y tranquilo. Acostarse y levantarse siempre a la misma hora contribuirá a ello de manera óptima.

Encadenar noches sin haber dormido suficiente interfiere en nuestro organismo, de manera que puede crear una bajada de defensas que debilite nuestro sistema inmunitario.

Con estos consejos, podremos aumentar nuestras defensas de manera natural y conseguir que la barrera protectora sea lo suficientemente sólida para evitar problemas de salud. Ponerlos a cavo demandará un cambio de hábitos que serán positivos en muchos aspectos, más allá de mejorar nuestro sistema inmune. Como consecuencia general, mejorará nuestra salud, creando un organismo saludable y sano. Por ello, es muy recomendable tenerlos en cuenta e integrarlos en nuestra vida cuanto antes.