Señales que indican una buena salud

Gozar de una buena salud es uno de los mejores factores que existen. No solo por la tranquilidad y satisfacción personal que produce; también por la fortaleza que suelen tener los cuerpos sanos, y por la prevención de muchas enfermedades que tienen como base pequeñas complicaciones de salud. Aunque es cierto que existen enfermedades que, en sus inicios, no dan signos de alerta, un cuerpo saludable cuenta con unas determinadas señales que nos hacen sospechar que todo va bien. A continuación repasamos algunas de esas señales, para que puedas determinar, con un simple golpe de vista, que tal anda la salud de tu organismo. En caso de duda o sospecha, es muy recomendable consultar con un médico que pueda resolver nuestras preocupaciones entorno a nuestra salud.

 

Señales que indican una buena salud


1-Buena energía

¿Qué tal pasas los días? ¿Te levantas cansada? ¿Crees que te falta energía para llegar al final del día? ¿Solo piensas en dormir? Estos signos pueden estar evidenciando una falta de hierro u otros problemas asociados a ella. En cambio, si tus energías están renovadas en el momento de levantarte y puedes hacer frente a un día ajetreado de buena manera, estás de enhorabuena; todo apunta a que tus niveles de hierro están bien. No obstante, el cansancio cuando llega el final del día puede ser normal y no tiene por qué ser indicativo de algún tipo de problema, especialmente cuando el día ha sido intenso.


2-No padecer estreñimiento

El estreñimiento es una de las causas más frecuentes de pérdidas de salud que existen actualmente. Si tus visitas al servicio son regulares, indica que la salud intestinal es, en un primer momento, correcta. Lo mismo ocurre con las micciones; orinar de manera regular, sin que la orina tenga un color y/u olor desagradable, indica que, probablemente, el sistema urinario está sano. Poseer problemas en este sentido puede indicarnos que nuestro intestino está irritable o que nuestro aparato urinario presenta algún tipo de problema.


3-Frecuencia cardiaca normal y sin variaciones

La tensión arterial normal se sitúa en 120/80, y además no produce variaciones significativas a lo largo de los días. En estos casos, todo indica que la presión goza de una buena salud. Si se producen variaciones significativas y/o se encuentra por encima o por debajo de estos valores, deberemos consultar con un profesional.


4-Peso estable

El peso es uno de los primeros factores que pueden hacerte sospechar de un problema de salud. Y es que son muchas las enfermedades que producen disminuciones y/o aumentos de peso drásticos. Si tu peso es constante y no varía en poco tiempo sin razón aparente, no debería existir motivo de preocupación.


5-Rápida cicatrización de las heridas

A todos nos ha pasado; realizarnos una pequeña herida y esperar a que se cicatrice lo más rápido posible. La rápida cicatrización es un signo, también, de buena salud. La cicatrización costosa o dolorosa será un síntoma a considerar por un profesional.


6-Las uñas no tienen marcas

Un organismo saludable muestra unas uñas transparentes, en las que se observa una piel rosada en su interior. Además, las uñas fuertes que no se quiebran ni sufren grietas es también un factor de buena salud a considerar. En cambio, si nuestras uñas se rompen con facilidad y/o se muestran amarillas o pálidas, puede que exista algún problema con nuestros niveles de hierro.


7-Nuestra piel luce bonita

Una piel bonita refleja, también, una buena salud. Entendemos como una piel bonita aquella que posee un color adecuado, que no posee manchas, escamas ni celulitis pronunciada. Si no pica, además, supone también un signo tranquilizador. En caso de sufrir picores, acné, verrugas y/o manchas, entre otros signos, será muy recomendable acudir a un dermatólogo que pueda valorar la importancia de estas señales. Estas 7 señales nos permitirán descubrir si nuestro organismo está saludable. No obstante, las revisiones son muy recomendables para determinar la buena salud y descartar problemas que pueden estar pasando desapercibidos. Solo así obtendremos la certeza de disfrutar de una salud de hierro.