¿Cómo aumentar nuestras defensas para conseguir una salud fuerte?

 El verano está llegando a su fin, y poco a poco, las temperaturas empiezan a descender. Pronto llegará el otoño, con sus cambios de tiempo. Para ese entonces debemos estar preparados; en función de cómo se encuentre nuestro sistema inmune, podremos cambiar de estación más o menos airosos.

Nuestras defensas son una pieza clave para nuestra salud. Gracias a ellas, nuestro organismo forma una barrera que impide que determinados virus y bacterias entren en contacto con nuestra sangre. Si nuestro sistema inmunológico está deteriorado, esta barrera no será lo suficientemente fuerte como para impedir que enfermemos, y, lógicamente, lo haremos. Esto ocurre cuando nuestras defensas están bajas; un proceso que ocurre con frecuencia, bastante más de la que nos imaginamos, y uno de las principales causantes de una mala salud.

A continuación de ofrecemos unas claves para que puedas aumentar tus defensas de manera natural, con tan solo realizar algunos cambios en los hábitos de vida. Tenlas en cuenta para mejorar el estado de tus defensas. Pronto empezarás a notar los primeros resultados; te encontrarás más enérgico y enfermarás menos.

Claves para aumentar nuestras defensas de manera natural

1-La alimentación es clave para conseguirlo

La alimentación es el factor más importante de nuestro cuerpo, pues determina de manera directa nuestra salud. Si queremos aumentar las defensas, podremos conseguirlo llevando a cabo una alimentación sana y equilibrada, en la que las frutas, verduras y vegetales estén siempre presentes en nuestros platos. Además, podemos tomar alimentos que se asocian con una subida de las defensas. Estos son el brócoli, el ajo, el jengibre y las naranjas, entre otros.

De la misma manera que debemos introducir alimentación natural en nuestros platos, también deberemos evitar la comida precocinada y ultra procesada, que no aporta nada saludable a nuestro organismo.

2-¡Integra el deporte en tu vida!

Llevar una vida activa tiene muchos beneficios para nuestra salud. Entre ellos, aumenta nuestras defensas de manera natural, lo que contribuye a que nos sintamos cada vez más saludables y enérgicos.

Aunque cada vez son más las personas que realizan deporte, todavía existen muchas excusas para no realizarlo. No tener tiempo es, con mucha probabilidad, la excusa más usada; no obstante, podemos integrar el deporte en nuestro día a día. Dejar el coche en el garaje y realizar nuestros trayectos andando; apuntarnos a clases de baile o hacer rutas con nuestra bicicleta los fines de semana son algunos ejemplos de cómo el deporte puede encajar en nuestra vida.

3-Bebe agua

El agua es fundamental para nuestro organismo. Gracias a su función depuradora, elimina toxinas de nuestra sangre y nos hace estar más saludables. La OMS recomienda beber entre 10 y 12 vasos de agua al día, distribuidos a lo largo de sus 24 horas. De esta manera, regularemos a la perfección el balance hídrico de nuestro organismo y evitaremos que la deshidratación sea una causa directa de una bajada de defensas.

4-Duerme lo suficiente

Dormir una media de 7-8 horas todos los días es fundamental para mantenernos fuertes y enérgicos. Además, estas horas deben dormirse del tirón, con las menos interrupciones posibles, en un ambiente cómodo y tranquilo. Acostarse y levantarse siempre a la misma hora contribuirá a ello de manera óptima.

Encadenar noches sin haber dormido suficiente interfiere en nuestro organismo, de manera que puede crear una bajada de defensas que debilite nuestro sistema inmunitario.

Con estos consejos, podremos aumentar nuestras defensas de manera natural y conseguir que la barrera protectora sea lo suficientemente sólida para evitar problemas de salud. Ponerlos a cavo demandará un cambio de hábitos que serán positivos en muchos aspectos, más allá de mejorar nuestro sistema inmune. Como consecuencia general, mejorará nuestra salud, creando un organismo saludable y sano. Por ello, es muy recomendable tenerlos en cuenta e integrarlos en nuestra vida cuanto antes.

¿Cuáles son los síntomas del COVID19?

 El COVID19 se inició en China a finales del 2019. Desde entonces, ha ido extendiéndose por todo el mundo, poniendo a prueba el sistema sanitario mundial y ofreciéndonos cifras escalofriantes; tan solo en España, ya se ha cobrado la vida de 30.000 personas, cifra que asciende a un millón a nivel mundial. Aunque estas cifras descendieron gracias al estado de alarma y sus prórrogas decretado por nuestro gobierno, actualmente sigue aumentando de manera muy superior a la esperada.

Mientras llega la vacuna, hacer uso de la responsabilidad individual es requisito indispensable para intentar detener la pandemia en la medida de lo posible. Conocer y reconocer sus síntomas y saber qué hacer si los experimentamos forma parte de esa responsabilidad tan necesaria que entre todos debemos asumir. Es por ello que a continuación explicamos en qué consisten los síntomas más evidentes del coronavirus y qué podemos hacer si experimentamos algunos de ellos.

Sigue leyendo para conocerlos y aportar tu granito de arena en la prevención de su extensión.

Los síntomas del coronavirus

El coronavirus posee unos síntomas muy semejantes a otros tipos de virus, como la gripe. No obstante, se ha demostrado que el COVID19 es mucho más agresivo que una gripe, por lo que deberemos alertarnos con responsabilidad si experimentamos algunos de ellos.

Los síntomas más frecuentes

Son aquellos síntomas que se dan de manera más notoria cuando nos contagiamos de coronavirus, y por tanto, son los más importantes para detectar la enfermedad y evitar su propagación. También están presentes en otros procesos víricos, por lo que experimentarlos no asegura poseer COVID19. Una prueba podrá determinar si estamos hablando, realmente, de este virus en particular.

Los síntomas más frecuentes son tres:

  • Fiebre
  • Tos
  • Malestar general

También encontramos otros síntomas, que, dentro de darse con gran incidencia, no son tan característicos:

  • Dolores generales de músculos
  • Diarrea
  • Dolor de garganta o tirantez
  • Problemas oculares, como conjuntivitis
  • Dolor de cabeza constante
  • Erupciones cutáneas
  • Pérdida parcial o total del olfato y el gusto
  • Pérdida de pigmentación en los dedos

Síntomas graves

En ocasiones, la enfermedad se agrava en el organismo. En este caso, produce unos síntomas muy característicos que demandarán atención sanitaria urgente. Estos son:

  • Dificultad para respirar, neumonía
  • Presión en el pecho
  • No poder hablar ni moverse

Hay otras señales que podrían estar indicando una mala salud, y que deberemos tener en cuenta constantemente. Podemos conocerlas visitando el enlace anterior. También podemos conocer las señales que indican una buena salud, aunque no son excluyentes de la posibilidad de infectarse de Coronavirus y/o cualquier otro virus.

¿Qué hacer si experimento alguno de estos síntomas?

Es probable que, a lo largo de la convivencia con el virus, experimentemos algunos de estos síntomas. Cuando esto ocurra, deberemos seguir el protocolo establecido, evitando crear alarma social y siguiendo las recomendaciones que se exponen a continuación:

1-Llamar al centro de salud.

Evitar, por todos los medios, acudir presencialmente al centro de salud para notificar nuestros síntomas. Existen teléfonos oficiales habilitados para realizar esta notificación, atendidos por personal sanitario cualificado, en los que se nos ofrece información veraz en función de nuestro estado.

2-Avisar a nuestros contactos

No se trata de crear alarmismo social, pero deberemos avisar a nuestros contactos, especialmente a aquellos con los que hayamos mantenido contacto físico en los últimos días, de nuestro estado. Aún antes de realizar la prueba y confirmar o descartar el positivo, será necesario que todos ellos guarden cuarentena hasta conocerse el resultado.

A su vez, estos contactos deberán avisar a aquellos contactos con los que han compartido espacio físico, sobre todo aquellos que lo han hecho sin las medidas de protección (mascarilla y/o distancia de seguridad).

3-Realizar PCR

PCR es la prueba diagnóstica del coronavirus, y se usa para determinar si el organismo contiene el virus en su interior. Se realiza mediante un análisis de sangre y los resultados tardan unas 24-48 horas, tiempo que deberemos permanecer aislados en nuestro domicilio.

Si el resultado es negativo, la persona podrá seguir con su vida sin más restricciones que las habituales. Por el contrario, si sale positivo, deberá guardar cuarentena en su domicilio. Los contactos que hayan mantenido contacto físico con ella también deberán someterse a la prueba, para lo que deberán llamar al centro de salud, iniciando este protocolo.

Conocer los síntomas y la manera de actuar en caso de experimentarlos será el primer paso para asumir la responsabilidad individual y conseguir, entre todos, descender los números de contagios y de muertes en todo el mundo.

Señales que indican una mala salud

La salud es el elemento principal de nuestro organismo. Mantener una buena salud tiene una importancia crucial para disfrutar de nosotros mismos y evitar cualquier proceso doloroso que una enfermedad puede ocasionar. Por ello, resulta fundamental escuchar las señales que nos envía nuestro cuerpo sobre su estado de salud; en muchas ocasiones, resultan cruciales para sospechar ciertos problemas que pueden demandar intervención médica para poder solucionarlos. Si te preocupa enfermar y quieres saber que señales pueden estar escondiendo un empeoramiento de tu salud, observa estas características en tu cuerpo. En caso de detectarlas, será buen momento para acudir a la consulta de un profesional y descartar cualquier problema existente. ¡Toma nota!

 

Señales que indican una mala salud


1-Cambios en el estado de la piel

La piel es la parte más visible de nuestro organismo, y por ello, nos ofrece información valiosa de lo que puede estar ocurriendo en su interior. Todos tenemos un tipo característico de piel, así como un determinado color y suavidad. Debemos conocer a la perfección estos elementos para poder detectar cambios importantes. De esta forma, si nuestra piel se vuelve demasiado seca, o produce demasiada cantidad de grasa de la que produce habitualmente, será momento de comprobar si todo anda bien. También si pica con frecuencia, está escamosa, presenta manchas y/o granos. Estos problemas pueden deberse a un amplio abanico de causas, entre los que encontramos problemas en los riñones y falta de vitaminas.

 

2-Tienes problemas de concentración

Los problemas de concentración son bastante frecuentes y pueden ser la antesala de algunos problemas mentales, tales como ansiedad, depresión o procesos de estrés. En personas de avanzada edad, además, pueden deberse a problemas neurodegenerativos, como las demencias. Por ello, es importante tenerlos en cuenta y, en el momento de su aparición, visitar a un especialista.

 

3-Tu lengua está manchada

Si tu lengua presenta manchas blancas, probablemente se deba a un problema interno. La leucoplaquia debe ser tratada en la consulta de un médico, pues puede complicarse fácilmente. Esto puede deberse al hábito continuado de fumar, por lo que será recomendable dejar este hábito cuanto antes.

 

4-Mareos al ponerse de pie

A todos nos ha pasado; nos levantamos de un salto y tenemos la sensación de que nos mareamos. Si ocurre a menudo puede hacernos sospechar de debilidad o deshidratación, que puede haber sido ocasionado por dietas estrictas o no haberse alimentado bien durante un periodo de tiempo prolongado. Será necesario acudir a un profesional que determine el alcance del riesgo y mejorar nuestros hábitos alimenticios.

 

5-Roncas

Roncar por la noche es bastante habitual. No obstante, puede ser la antesala de determinados problemas cardiacos o trastornos del sueño. Por ello, son muchos los médicos que preguntan acerca de la presencia de ronquidos en nuestro sueño. Roncar de manera frecuente es, por tanto, una de las principales razones para acudir a un médico que pueda determinar si la causa de nuestros ronquidos puede poner en peligro nuestra salud.

 

6-Pies y piernas hinchados

Generalmente se debe a problemas de circulación sanguínea, no obstante pueden ser creados por diferentes causas que deberemos atajar. Los problemas de circulación pueden ocasionar problemas más serios, por lo que deberemos tenerlos en cuenta y llevar a cabo un tratamiento adecuado. Solo así podremos mejorar estos problemas. Estas 6 señales pueden hacernos sospechar de algún problema de salud, por lo que deberemos tenerlos presentes y acudir al especialista en caso de detectar alguno de ellos. El cuerpo nos manda señales como estas, que evidencian la necesidad de recibir un tratamiento adecuado que permita disfrutar de nuestra buena salud y conseguir un funcionamiento óptimo de nuestro organismo.

Señales que indican una buena salud

Gozar de una buena salud es uno de los mejores factores que existen. No solo por la tranquilidad y satisfacción personal que produce; también por la fortaleza que suelen tener los cuerpos sanos, y por la prevención de muchas enfermedades que tienen como base pequeñas complicaciones de salud. Aunque es cierto que existen enfermedades que, en sus inicios, no dan signos de alerta, un cuerpo saludable cuenta con unas determinadas señales que nos hacen sospechar que todo va bien. A continuación repasamos algunas de esas señales, para que puedas determinar, con un simple golpe de vista, que tal anda la salud de tu organismo. En caso de duda o sospecha, es muy recomendable consultar con un médico que pueda resolver nuestras preocupaciones entorno a nuestra salud.

 

Señales que indican una buena salud


1-Buena energía

¿Qué tal pasas los días? ¿Te levantas cansada? ¿Crees que te falta energía para llegar al final del día? ¿Solo piensas en dormir? Estos signos pueden estar evidenciando una falta de hierro u otros problemas asociados a ella. En cambio, si tus energías están renovadas en el momento de levantarte y puedes hacer frente a un día ajetreado de buena manera, estás de enhorabuena; todo apunta a que tus niveles de hierro están bien. No obstante, el cansancio cuando llega el final del día puede ser normal y no tiene por qué ser indicativo de algún tipo de problema, especialmente cuando el día ha sido intenso.


2-No padecer estreñimiento

El estreñimiento es una de las causas más frecuentes de pérdidas de salud que existen actualmente. Si tus visitas al servicio son regulares, indica que la salud intestinal es, en un primer momento, correcta. Lo mismo ocurre con las micciones; orinar de manera regular, sin que la orina tenga un color y/u olor desagradable, indica que, probablemente, el sistema urinario está sano. Poseer problemas en este sentido puede indicarnos que nuestro intestino está irritable o que nuestro aparato urinario presenta algún tipo de problema.


3-Frecuencia cardiaca normal y sin variaciones

La tensión arterial normal se sitúa en 120/80, y además no produce variaciones significativas a lo largo de los días. En estos casos, todo indica que la presión goza de una buena salud. Si se producen variaciones significativas y/o se encuentra por encima o por debajo de estos valores, deberemos consultar con un profesional.


4-Peso estable

El peso es uno de los primeros factores que pueden hacerte sospechar de un problema de salud. Y es que son muchas las enfermedades que producen disminuciones y/o aumentos de peso drásticos. Si tu peso es constante y no varía en poco tiempo sin razón aparente, no debería existir motivo de preocupación.


5-Rápida cicatrización de las heridas

A todos nos ha pasado; realizarnos una pequeña herida y esperar a que se cicatrice lo más rápido posible. La rápida cicatrización es un signo, también, de buena salud. La cicatrización costosa o dolorosa será un síntoma a considerar por un profesional.


6-Las uñas no tienen marcas

Un organismo saludable muestra unas uñas transparentes, en las que se observa una piel rosada en su interior. Además, las uñas fuertes que no se quiebran ni sufren grietas es también un factor de buena salud a considerar. En cambio, si nuestras uñas se rompen con facilidad y/o se muestran amarillas o pálidas, puede que exista algún problema con nuestros niveles de hierro.


7-Nuestra piel luce bonita

Una piel bonita refleja, también, una buena salud. Entendemos como una piel bonita aquella que posee un color adecuado, que no posee manchas, escamas ni celulitis pronunciada. Si no pica, además, supone también un signo tranquilizador. En caso de sufrir picores, acné, verrugas y/o manchas, entre otros signos, será muy recomendable acudir a un dermatólogo que pueda valorar la importancia de estas señales. Estas 7 señales nos permitirán descubrir si nuestro organismo está saludable. No obstante, las revisiones son muy recomendables para determinar la buena salud y descartar problemas que pueden estar pasando desapercibidos. Solo así obtendremos la certeza de disfrutar de una salud de hierro.